• Modelos fabricados a medida según necesidades del cliente con depósitos de diámetro, profundidad y configuración de bocas y elementos interiores variables.
  • Bombas sumergibles seleccionadas para el punto de trabajo (altura y caudal) solicitado.
  • Valvulería situada en el interior de depósito o en cámara de llaves anexa formando un bloque común.
  • Calderería interna en acero inoxidable, PVC o PE.
  • Cadenas de elevación, guías, soportería y tornillería en acero inoxidable.
  • Opcionalmente pueden incorporar cestón de desbaste.
  • Control de nivel mediante boyas o sonda hidrostática.
  • Armario eléctrico protección y maniobra.

La construcción prefabricada en PE es ideal, frente a pozos tradicionales construidos en obra, en lugares con niveles freáticos altos o de difícil impermeabilización.  La construcción en taller asegura un montaje ajustado y con menos imprevistos.